TallerPiscinaAulaTEA-21112016

VOLUNTARIADO

Talleres de natación para alumnos con trastorno autista en la piscina municipal de El Parador

Talleres de natación para alumnos con trastorno autista en la piscina municipal de El Parador

En las actividades para los niños con trastorno del espectro autista, además de educadores infantiles y personal del centro deportivo Juan González, también participan voluntarios

La concejalía de Voluntariado ha retomado este mes los talleres de natación en colaboración con las aulas específicas para niños con trastorno del espectro autista (Aulas TEA) de los centros educativos del municipio que se celebran en el CDU Juan González Fernández de El Parador. Una actividad de la que se benefician una docena de escolares y para la que el Ayuntamiento de Roquetas de Mar facilita el transporte y la asistencia de varios monitores.

"Un curso más ponemos en marcha estas sesiones semanales que aportan numerosos beneficios para este grupo de escolares de nuestro municipio en cuanto al desarrollo de su autonomía y su sociabilidad", explica el concejal, Francisco Martínez, quien recuerda que "desde el pasado marzo, estas instalaciones municipales cuentan con casi un centenar de pictogramas para facilitar la comunicación de las personas afectadas con TEA, que son de gran ayuda para la celebración de estos talleres".

Pictogramas Los pictogramas, que fueron cedidos por el colectivo ARASSAC de Zaragoza, suponen una herramienta de información y señalización que representan de una manera visual y esquemática el uso de cada espacio del CDU Juan González y "fueron instalados en un edificio municipal en Roquetas de forma pionera en Andalucía", subraya Martínez.

Voluntarios El concejal ha querido también agradecer el trabajo de los voluntarios, que se suman a los educadores de los distintos colegios y al personal del CDU, "sin quienes estos talleres no se podrían celebrar, ya que en la piscina es necesario que haya un responsable por cada dos menores", aclara.

 

Talleres de natación para alumnos con trastorno autista en la piscina municipal de El Parador