Imagen del interior de un piso turístico para alquilar
Imagen del interior de un piso turístico para alquilar

CONSUMO

Nuevas normas para poder alquilar un piso turístico

Nuevas normas para poder alquilar un piso turístico

Deberán estar registradas, tener aire acondicionado y botiquín, contar con libro de reclamaciones, ofrecer información turística...

La Delegación Territorial de Turismo de la Junta de Andalucía en Almería ha atendido más de 1.000 consultas desde la aprobación del decreto de las viviendas con fines turísticos para conocer los trámites que se deben seguir a la hora de inscribir este tipo de alojamientos en una oferta reglada y de obligado cumplimiento. Muchas de estas consultas han sido realizadas por ciudadanos roqueteros dueños de apartamientos y casas con el objetivo de regularizar la actividad. El alta de las viviendas en el registro no se producirá hasta la entrada en vigor del decreto, lo que se prevé para el 12 de mayo.

El Gobierno autonómico solicita a los propietarios o explotadores de la vivienda una declaración responsable en la que figure el titular o la persona encargada de gestionar el inmueble, la licencia de primera ocupación o cédula de habitabilidad y la referencia catastral del inmueble para comprobar que se asienta sobre suelo residencial. La nueva norma establece unos requisitos mínimos de calidad y confort equiparables a los del resto de alojamientos, con el fin de asegurar los derechos de los usuarios y evitar situaciones de fraude, intrusismo, clandestinidad y competencia desleal.

Con aire acondicionado En esta línea, se contempla una moratoria de un año para que los propietarios puedan incorporar las mejoras que se les exigen a estas viviendas, como puede ser por ejemplo la instalación de aire acondicionado.

El registro garantiza la seguridad pública al obligar a los propietarios a llevar a cabo un registro documental e informativo sobre los viajeros que utilizan este hospedaje. Las viviendas deberán cumplir con las condiciones técnicas y de calidad fijadas, entre las que figuran las relativas a ventilación exterior, mobiliario, refrigeración, ropa de cama, menaje y botiquín de primeros auxilios.

Libro de quejas Igualmente, los propietarios han de ofrecer a los usuarios información turística de la zona y hojas de quejas y reclamaciones, así como un teléfono de contacto para atender y resolver incidencias durante la estancia.

Nuevas normas para poder alquilar un piso turístico